Nutrición 

Nutrición

NUTRICIÓN

Según la OMS, la nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas de la persona. Una buena nutrición es un elemento básico para el mantenimiento de una buena salud. Entendemos como una buena nutrición, una dieta suficiente y equilibrada, acompañada con el ejercicio físico practicado de forma habitual.

La ...

NUTRICIÓN

Según la OMS, la nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas de la persona. Una buena nutrición es un elemento básico para el mantenimiento de una buena salud. Entendemos como una buena nutrición, una dieta suficiente y equilibrada, acompañada con el ejercicio físico practicado de forma habitual.

La nutrición abarca todos los procesos mediante los que, un organismo, consigue todo lo necesario para mantenerse vivo (con excepción del oxigeno), en condiciones normales.

Por tanto, la nutrición es la transformación de alimentos en nutrientes, es decir, abarca la ingestión, la digestión, la absorción y la transformación en nutrientes que llegan a todas las células de nuestro cuerpo y la excreción de los productos de deshecho.

La digestión comienza ya desde la boca con la masticación y la salivación. Esto sirve para triturar los alimentos y favorecer la digestión química y enzimática. La digestión reduce el alimento hasta obtener los nutrientes que, una vez liberados, pasan al hígado donde pueden ser transformados en otros nutrientes mediante procesos químicos. Estos, a través del torrente sanguíneo, son distribuidos por todo el organismo.

Los nutrientes tienen tres tipos de funciones en las células:

-Energética: Aportan la energía para que la célula funcione correctamente.

-Plástica o reparadora: Aportan los elementos necesarios para formar la estructura en el crecimiento y renovación de las células.

-Reguladora: Controlan ciertas reacciones químicas que se producen en las células.

Existen cinco tipos de nutrientes esenciales con diferente función cada uno, son los siguientes:

- Hidratos de carbono: Su función básica es producir energía y actuar de reserva energética. Se encuentran en los cereales, lácteos, frutas, verduras, legumbres y en menor medida en hortalizas y frutos secos.

Proteínas: Son utilizadas por el organismo para construcción y reparación de tejido, así como mantener el buen funcionamiento del sistema inmune. Se pueden encontrar en huevos, carnes rojas o blancas, pescados y mariscos.

- Grasas o lípidos: Proporcionan energía al organismo y ayudan al transporte y absorción de las vitaminas A, D, E y K. Se encuentran en aceites, frutos secos, mantequilla y grasa animal.

Vitaminas y minerales: Son esenciales para nuestro organismo, participan en la regulación de los procesos metabólicos que hacen posible el funcionamiento del mismo. Están presentes en todos los alimentos.

Agua: Es el principal componente de nuestro cuerpo y por tanto es imprescindible. Es el medio donde se llevan a cabo todos los procesos metabólicos del organismo. Se puede obtener del agua, zumos y refrescos, leche, caldos verduras, hortalizas y frutas.

Los requerimientos nutricionales de cada individuo son diferentes, dependiendo de la edad, el sexo, el tipo de actividad que se desarrolla y si la persona está sana o enferma. Por lo tanto la ingesta de nutrientes hay que adaptarla a las necesidades individuales de cada persona.

En nuestra página web farmaciacien.es ponemos a su disposición diferentes productos dirigidos a mejorar, a través de  la nutrición, el estado de hidratación (diarrea), función inmunitaria (déficit de vitaminas, minerales y/o,  proteínas) digestión (antiácidos), estreñimiento y a proporcionar al organismo nutrientes específicos para situaciones de déficit, tanto por falta de ingesta como por una ingesta no adecuada o por un consumo elevado (deportes)

ALIMENTACIÓN

Tanto en la edad infantil como en los mayores pueden existir casos de malnutrición. En los niños es muy importante que estén bien nutridos para poder tener un desarrollo y crecimiento adecuados. Hay niños que no comen lo suficiente y entonces es necesario darles suplementos enriquecidos para lograr un desarrollo adecuado y un estado inmunológico bueno. En los mayores también es importante la alimentación. En muchos casos pierden el apetito y entonces es necesario darles, si su función renal es normal, suplementos enriquecidos con proteínas que mantengan su sistema inmunitario en óptimo estado.

PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

Todos tenemos en el intestino un conjunto de microorganismos compuesto por aproximadamente cien billones de bacteria que son beneficiosas para nuestro organismo. Éste conjunto de bacterias favorece entre otras cosas la absorción de nutrientes, como el calcio y el hierro. También impide que colonicen el intestino otras bacterias patógenas que puedan provocar infecciones. Además activa y fortalece el sistema inmunológico y hace que aumenten nuestras defensas.

Hay situaciones en las que esa flora intestinal resulta dañada o disminuida, lo que hace que se produzca un desequilibrio y exista una mayor predisposición a sufrir infecciones por otras bacterias patógenas. A consecuencia de esto se puede producir estreñimiento, diarreas, gases o distensión abdominal.

Para recuperar esa flora se recomienda el uso de probióticos y prebióticos.

Los probióticos son complementos alimenticios que están compuestos por microorganismos vivos que ayudan a mejorar y restaurar la flora.

Los prebióticos son ingredientes no digeribles por el organismo pero que estimula el crecimiento selectivo de los microorganismos de la flora intestinal.

Se utilizan en casos de diarrea, prevención de diarrea provocada por antibióticos y recuperación del estado inmunitario después de pasar enfermedades tales como gripe, resfriados y otros,

DIARREA E HIDRATACIÓN

Tras un episodio de diarrea o vómitos continuados es habitual que se produzca una deshidratación debido a la perdida de sales. En estos casos el agua sola no basta para la reposición de estas sales, tampoco sirven bebidas para deportistas debido a su alto contenido en azucares, lo que puede ser contraproducente en estos casos. Tampoco zumos o refrescos por la misma razón. Ambos tiene también menos potasio del necesario.

Para una correcta rehidratación lo recomendable es utilizar los sueros de rehidratación, ya que llevan las sales en la proporción adecuada. Algunos, además, llevan incorporados probióticos necesarios para recuperar la flora intestinal que resulta normalmente dañada tras un episodio prolongado de diarrea.

ESTREÑIMIENTO

El estreñimiento generalmente se describe como el hecho de tener menos de tres deposiciones a la semana. Aunque también puede tener otros síntomas como incomodidad a la hora de ir al baño, distensión abdominal y dolor al expulsar las heces.

El estreñimiento aislado es frecuente entre la población, algunas personas sin embargo padecen un estreñimiento crónico que puede afectar al normal desarrollo de su actividad cotidiana.

Las causas pueden ser diferentes, aunque la más frecuente en la actualidad es la falta de fibra en la dieta. Otras veces puede estar relacionadas con otras enfermedades que sufre el paciente, como la diabetes o alteraciones del tiroides. Hay medicamentos que pueden producir estreñimiento también, como algunos usados para el tratamiento de la depresión, para las enfermedades del corazón y en gran medida los opiáceos.

Para el tratamiento del estreñimiento se recomienda ingerir alimentos con altos niveles en fibra como frutas verduras, hortalizas o el pan integral.

En los casos en los que la dieta no sea suficiente y persista el problema tendremos que recurrir a tratamientos farmacológicos. Dentro de éstos hay varios tipos, veamos algunos:

- Suplementos de fibras: Añaden volumen a las heces y tiene efecto de arrastre, ayuda a eliminar residuos más rápidamente.

- Estimulantes: Ayudan a estimular la motilidad intestinal y hacen que las heces avancen más rápidamente por el intestino. Algunos de nuestra web es el aloe vera.

- Laxantes osmóticos: Ayudan a que se incorpore agua a las heces, lo que las reblandece y facilita la evacuación intestinal.

- Enemas: Actúan directamente en el colon y al aportar líquido a la masa fecal ayuda a facilitar su evacuación. Son medicamentos.

- Supositorios de glicerina: Al fundirse en el interior del colon tiene efecto lubrificante y además las terminaciones nerviosas del recto al notar un cuerpo extraño activa el reflejo de la defecación. Son medicamentos.

ADELGAZAR

Una parte fundamental para mantener una buena salud es mantener un peso saludable. Para mantenernos en ese peso debemos llevar una dieta sana y equilibrada acompañada de ejercicio físico de forma habitual.

¿Qué debe incluir una dieta sana y equilibrada?. Debe incluir de forma habitual verduras, legumbres, pasta, frutas, carne y pescado y no abusar ni de azúcares ni de grasas.

Hay personas que por salud o por estética desean perder peso, para ello existen diferentes complementos alimenticios. Éstos no deben nunca sustituir a una dieta sana y equilibrada que es lo fundamental para perder peso, son sólo complementos en casos en los que sea más difícil conseguir esa pérdida de peso deseada. NO OLVIDES: Para adelgazar, hay que disminuir la cantidad que se come, disminuir la cantidad de grasas en la dieta y aumentar la cantidad de fibra y hacer deporte. Si queremos alguna ayuda nos encontramos con varios tipos de suplementos:

- Diuréticos: Su función es la de eliminar agua y residuos del organismo mediante la activación de la función renal. Se deben usar cuando existe un exceso de retención de líquido. Dentro de este tipo de suplementos nos encontramos algunos en cuya composición aparece la cola de caballo, alcachofa, diente de león, ortiga o el ortosifón.

- Saciantes: Están hechos a base de fibra soluble que al llegar al estómago junto con agua se hincha y produce la sensación de saciedad. Existen varias sustancias saciantes, entre ellas la goma guar, la metilcelulosa y el glucomanano.

- Suplementos quemagrasas: Su función es la de quemar la grasa acumulada o evitar la absorción de ésta en el intestino. Para “quemar” la grasa acumulada se usa la L-Carnitina. Aunque por sí sola no tiene efecto, si se acompaña de un una buena actividad física parece tener un buen efecto. Otros como el té verde, estimulan el metabolismo y, por tanto, la quema de grasas.

- Adsorbentes de grasas: Los suplementos que evitan la absorción intestinal hace que se eliminen con las heces por lo que si la comida que se hace es muy grasa puede provocar ciertas diarreas. En este grupo encontramos el chitosan y toda la gama de productos de XLS.

Nuestro consejo son los saciantes y los adsorbentes de grasas.

VITAMINAS Y MINERALES

El aporte de vitaminas y minerales no debe sustituir en ningún caso al recibido mediante la alimentación Sin embargo, en determinadas etapas de la vida o en condiciones de enfermedad, puede ser necesario un aporte extra de estos elementos.

En mujeres embarazadas es conveniente un aporte vitamínico para un crecimiento óptimo del feto, se usan complejos vitaminicos prenatales que normalmente llevan ácido fólico entre sus componentes, además de otros elementos.

En recién nacidos se usa la vitamina D para fortalecer los huesos y evitar el raquitismo, acompañado también de periodos de exposición solar que ayuda a producir de forma natural dicha vitamina.

En mujeres en el periodo de la menopausia es frecuente el uso de calcio para evitar la osteoporosis, y de vitamina D que ayuda a fijar dicho calcio a los huesos.

En personas de la tercera edad se producen cambios metabólicos que tienen como consecuencia un menor aprovechamiento de los alimentos y un déficit de diferentes nutrientes. En este tipo de personas es conveniente un aporte vitamínico pero con carácter individualizado, aportándoles los nutrientes que les sean necesarios.

En algunas situaciones de estrés, desnutrición o diferentes enfermedades, el sistema inmunológico puede verse afectado y disminuir las defensas del organismo. Para ello existen unos complejos vitamínicos que ayudan al funcionamiento y síntesis de anticuerpos para un correcto funcionamiento de éste sistema.

NUTRICIÓN Y DEPORTE

Los suplementos alimenticios no debe sustituir a una dieta equilibrada, sin embargo, en el caso de deportistas, para compensar el déficit producido por el entrenamiento, puede ser recomendable un aporte suplementario de nutrientes.

Existen suplementos beneficiosos para mejorar el entrenamiento, la recuperación o el rendimiento. Y dependiendo de las necesidades de cada deportista y cada momento existen diferentes suplementos:

- Hidratos de carbono: Aportan energía al organismo y se pueden usar cuando se realiza un ejercicio intenso.

Proteinas: Ayudan a la recuperación muscular tras el ejercicio.

Vitaminas: Contribuyen al metabolismo energético (B), disminuyen la fatiga (B y C), ayudan al metabolismo del hierro lo que ayuda a que los glóbulos rojos transporte mejor el oxigeno a los músculos (A y C). También contribuyen al mantenimiento de los huesos (D y C).

Minerales: El calcio contribuye a mantener los huesos fuertes, el hierro para el transporte de oxigeno, el magnesio participa en el buen funcionamiento de los músculos y evita los calambres y el zinc combate el estrés oxidativo causado en los músculos por el ejercicio intenso. Éstas, son las principales funciones de los minerales que nos podemos encontrar en los suplementos nutricionales.

Electrolitos: Se usan para equilibrar los líquidos y las sales en el organismo, ya que una perdida excesiva de los mismos durante el ejercicio puede producir calambres musculares y debilidad. El sodio, el cloro y el potasio son los más importantes.

Más
Hay 51 productos.
por página
Mostrando 1 - 12 de 51 items